• Facebook: santificadora
  • Flickr: virgensantificadora
  • YouTube: SantificadoraVirgen
  • External Link: virgensantificadora.blogspot.com/

 

MARÍA SANTIFICADORA: "HE VENIDO A BUSCAR LA SANTIFICACIÓN"

 

El 10 de abril de 1976 fue la primera ocasión en que Federico Blandón, siervo de Yavé y esclavo de la Santísima Virgen, fue visitado por nuestra Señora María Santificadora en esta tierra privilegiada de Guarne, en la región de Antioquia, Colombia.

En su primera visita la Santísima Virgen anunció la misión que traía  por mandato de su Señor: había venido a buscar la santificación de muchos.  Durante las siguientes seis apariciones - en el mismo año de 1976 -, le encargó que hiciera público su nombre, construyera una capilla y formara grupos de oración en los que se alabara al Señor y se anunciara que prepararan los caminos para la venida de su Hijo, porque el reino de Dios está cerca.  Y así lo hizo su vidente, fortalecido y asistido por el Espíritu Santo.

Prometió, asimismo, que derramaría abundantes gracias y bendiciones a todos aquellos que creyeran en Ella, recitaran el Santo Rosario, y las 7 Avemarías cada día.  Dijo que sería la mediadora delante del Padre, y no permitiría que, a la hora de la muerte, satanás se acercara al  lecho de aquellos que confiaran en su auxilio.

La Santísima Virgen profetizó en aquel año de 1976 lo que, en efecto, después ocurrió: "Vendrán épocas de hambre y miseria, y el firmamento se cambiará en un rojo encendido, y las cosechas sufrirán pestes.  Surgirán enfermedades terribles que la ciencia no podrá detener; habrá desolación y pánico en todo ser creado y hasta los bosques temblarán y no será muy tarde, porque esto es apenas el principio, ya que las aguas se están mermando".

En 1985, nueve años después de su primera aparición, nuestra Señora entregó su octavo mensaje para hacerse público. Dijo, entre otras palabras: "Pues bien: que miren desde el primer mensaje y se darán cuenta desde cuándo viene en desgracia vuestra tierra colombiana.  También se darán cuenta de que todos los mensajes se han ido cumpliendo, por la gracia de la Trinidad Eterna".

Pidió muchos rosarios a su nueva advocación por la santificación de los pecadores. Y requirió a los encargados de pastorear el rebaño del Padre Eterno: "si no  consagran Colombia al Corazón Inmaculado, como Santificadora, a mis pobres hijos les vendrán más desgracias, más miseria y angustia".  Aclaró que no era castigo de Dios sino perjuicio del mismo hombre por alejarse del Padre Eterno, Yavé.

En su última visita, el 7 de junio de 1997, la Santísima Virgen dijo a su pueblo - a través de su vidente -, que cumpliría todas las promesas hechas desde 1976. 

Federico Blandón partió de este mundo el 28 de febrero de 1998 dejando su ejemplo de vida consagrada al amor de sus hermanos  por amor a  Dios y a  la Santísima Virgen.

 

Ver más